31 de diciembre de 2017

Lo que ha dado de sí este año

Quedan horas para que este año de paso a otros trescientos sesenta y cinco días que nos depararán un sinfín de cosas, algunas buenas y otras no tanto, pero lo que importa es aprovechar cada momento y quedarse con aquello que nos hace ser felices. Una de las cosas que me dan felicidad es leer y son muchos los buenos momentos que me ha deparado la lectura, así que, echando la vista atrás, esto es lo que ha dado de sí 2016.

Empecé el año leyendo Max y Moritz de Wilhelm Busch –precursor de los cómics actuales y lectura cortita que recomiendo- y lo termino con Crimen en directo de Camila Läckberg. Entre ellos se han colado títulos de géneros variados pero sigo teniendo predilección por las novelas negras, policíacas y los thrillers.

Los libros que más me han sorprendido han sido: El paseo de Federico Moccia ya que tenía a esta autor como un escritor de novelas románticas y no soy nada dada a leer este género pero esta obra, cortita y de fácil lectura, es un relato intimista en la que el autor nos muestra algunos de sus recuerdos. También El gato negro de Edgar Allan Poe ha sido toda una sorpresa puesto que no había leído nada de su obra y, aunque es un relato duro para los amantes de los animales, te pone los pelos de punta como que agradezco en los relatos de terror.

Entre las lecturas más divertidas de este año se encuentran ¡Ánimo, Wilt! de Tom Sharpe, quizá no se sea tan divertida como las anteriores entregas de la saga pero me ha sacado alguna que otra carcajada y hacer reír no es cosa fácil. También lo consiguió David Safier, especialmente con Jesús me quiere y las graciosas imágenes que pueblan sus páginas.

También ha habido lecturas que no han cumplido mis expectativas, ya sea porque el listón lo tenían muy alto o porque no ha sido lo que yo esperaba. Le tenía muchas ganas a Mentiras que matan de Shopie Hannah, sin embargo, no congenié en ningún momento con su protagonista y la historia en sí no me ha gustado como ha sido llevada por la autora. Algo parecido me paso con Bilbao-New York-Bilbao de Kirmen Uribe, lo habían puesto por las nubes y tras su lectura no me pareció para tanto y con Westwood de Stella Gibbons me sucedió lo mismo que con Mentiras que matan, está bien escrito y el estilo de la autora es impecable pero no logré conectar con la protagonista y se me hizo un poco cuesta arriba.

Sin embargo, el que más me ha defraudado fue La farsa y los trileros I: Ramonet de José Rovira Ferrer. Lectura que prometía un thriller histórico y lo que me encontré fue una historia con un estilo demasiado denso, personajes poco trabajados, pasajes que se repetían una y otra vez así como un montón de páginas de relleno. Resumiendo, mi peor lectura del año.

Por otro lado, han sido muchos los que me han hecho disfrutar y transportarme a otros lugares o épocas pero me quedo con Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, una maravilla para quienes nos gusta novela histórica; El Castillo de Luis Zueco, con el que viaje a la Edad Media y disfruté de las vicisitudes durante la construcción del Castillo de Loarre en el que se basa la novela y Te veré bajo el hielo de Robert Bryndza, thriller que hizo mis delicias mientras trataba de averiguar quién es el asesino.

Pero la joya literaria del año es para Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, cuatro relatos ambientados en la Guerra Civil e interrelacionados entre sí que, pese a su dureza, trasmiten una sensibilidad y melancolía como pocos y os recomiendo totalmente su lectura.

No son todos los que están, obviamente ha habido más títulos, pero los más destacados para bien o para mal son estos de los que os hablo. También ha sido un año en el que he terminado una de las series que tenía empezadas, la Wilt de Tom Sharpe; he continuado con los Crímenes de Fjällbacka de Camila Läckberg pero me he embarcado en otra serie, la de Robert Langdon de Dan Brown y eso que dije que no iba a empezar ninguna más (si es que no puedo abrir la boca) porque aún tengo pendientes los Casos del comisario Brunetti de Donna Leon y Harry Potter de J. K. Rowling.

Espero que el nuevo año venga cargado de buenas lecturas, de nuevos autores y gratos momentos y os deseo, a parte de todo lo mejor, que sigáis disfrutando del maravillo placer de la lectura. Que terminéis bien el año y comencéis el nuevo estupendamente.

Feliz 2018.

Fuente imagen: https://st.depositphotos.com/1546680/1833/i/950/depositphotos_18330175-stock-photo-calendar-31-december-in-3d.jpg

28 de diciembre de 2017

La herencia de Wilt

Autor: Tom Sharpe
Título original: The Wilt inheritance
Traductor/a: Gemma Rovira
Editorial: Anagrama (Colección compactos)
Edición: 1ª
Año de edición: 2013
Número de páginas: 272
ISBN: 978-84-339-7706-9

Cuando empecé el año pasado esta saga protagonizada por el simpar profesor Henry Wilt no sabía que estaba formada por cinco libros y la reseña que hoy os traigo es la perteneciente al último de ellos.

Después de haber leído las anteriores entregas no sabía por dónde iba a salir Sharpe para sorprenderme – cosa que no ha logrado en ningún momento- con una nueva entrega de la familia Wilt. En esta ocasión nos encontramos con que Henry ha sido ascendido a profesor universitario y en su casa parece que también hay unos pequeños cambios ya que Eva se ha vuelto más mandona e iracunda que antes desde que ha vuelto de visitar a sus tíos en Estados Unidos. Las cuatrillizas han crecido y se han convertido en unas feroces, por no decir psicópatas, adolescentes que estudian en un carísimo internado aunque, más que estudiar, se podría decir que se dedican a putear (con perdón de la expresión) a todo bicho viviente que se cruce en su camino.

Como viene siendo costumbre en los libros protagonizados por Henry Wilt éste y su familia se verán envueltos en un nuevo embrollo, nada más y nada menos que dar clases a Edward Gadsley, el hijastro de un aristócrata que no sabe hace la o con un canuto y cuya única meta en la vida es alistarse en el ejercito y pegar tiros a diestro y siniestro. Para ello se trasladarán a la mansión de los Gadsley y, desde ese momento, se irán sucediendo una serie de rocambolescas situación que darán con la aparición del inspector Flint y Wilt acusado de asesinato. Cómo se llega a esta situación es algo que averiguareis vosotros si os animáis a leer La herencia de Wilt.

Al igual que en las anteriores entregas, Sharpe hace gala de un humor negro muy británico y con un lenguaje sencillo, sin artificios pero con muchísima ironía y mordacidad, crea una historia totalmente surrealista en la que las situaciones disparatadas vuelven a ser su punto fuerte. Tan disparatadas son que, personalmente, creo que se ha ido de las manos al crear situaciones demasiado inverosímiles hasta para una novela de este estilo.

De todas las entregas esta es la que menos he disfrutado, sólo me ha sacado un par de risas en momentos puntuales y nada más, los diálogos no son tan ingeniosos como en los dos primeros libros y ceder el protagonismo a las cuatrillizas diabólicas es, a mi parecer, un craso error porque carecen de esa chispa tan característica de Wilt.

Además, el final me ha parecido demasiado precipitado y carente de expectación, como si Sharpe hubiera escrito lo primero que se le ha pasado por la cabeza para cerrar esta saga. Lástima, porque los dos primeros libros son desternillantes y con unos diálogos chispeantes, sin embargo, en la tercera entrega empieza a decaer y, aunque tiene golpes de humor muy buenos que te arrancan alguna que otra carcajada, no es lo mismo que en sus predecores. Qué decir de los dos últimos, os dejo el enlace a la reseña de Wilt no se aclara por si queréis leerlo por vosotros mismos y sobre La herencia de Wilt la estáis leyendo en estos momentos.

A modo de conclusión se puede decir que es una saga que va de más a menos y que sólo merece la pena leer los dos o tres primeros libros. Obviamente es una opinión totalmente subjetiva y cada lector tenemos unos gustos y opiniones diferentes. Ahí están para todo aquel que quiera adentrarse en el universo de una de las familias más disparatadas de la literatura.

Serie Wilt: 

26 de diciembre de 2017

Parón navideño

Otro año más ya llegó la Navidad y, aunque no son unas fiestas que me apasionen especialmente, os deseo que estéis pasando unos buenos días con vuestras familias, amigos y seres queridos y que si, al igual que yo, tenéis que viajar tengáis cuidado en la carretera.

También son días en los que algunos blogs relegamos nuestra actividad por los compromisos sociales y familiares, dejando poco o nada de sitio para disfrutar de nuestro placer por la lectura. En mi caso apenas tengo tiempo de decirle al blog unos minutos por lo que hasta después de fiestas la actividad quedará relegada a un par de entradas que dejaré programadas mientras estoy fuera.

Pasadas las fiestas volveré a retomar mi actividad habitual y pasaré por vuestros blogs como siempre, estos días lo veo difícil pero si puedo os haré una visitilla.

Felices fiestas a todos.

Fuente de la imagen: http://1.bp.blogspot.com/-mJLfh9J3Uo0/Un-ovWD-yEI/AAAAAAAADYU/uI5oqWVv00E/s1600/arte+con+papel.jpg

12 de diciembre de 2017

Ángeles y demonios

Autor: Dan Brown
Título original: Angels and demons
Traductor/a: Eduardo G. Murillo
Editorial: Umbriel
Edición: 1ª ed.
Año de edición: 2004
Número de páginas: 608
ISBN: 978-84-95618-71-9

Hace siglos que tengo este libro por casa y, sinceramente, ni me acordaba de él hasta que leí la reseña que hizo Sandra en su blog Sueños entre letras. Así que, pese a decir que no iba a empezar más series o sagas, aquí estoy con la primera entrega de la serie protagonizada por Robert Langdon.

Brown da comienzo a este thriller en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) donde encuentran muerto en su laboratorio a uno de sus físicos, Leonardo Vetra, completamente desnudo y con la palabra “Illuminati” grabada a fuego en su pecho. Por ello Max Kohler, director del CERN, se pone en contacto con el experto en simbología religiosa Robert Langdon para explicarle que no solo han asesinado a Vetra sino que han robado el experimento en el que Leonardo y su hija Vittoria habían estado trabajando: la antimateria, una fuente de energía, si se hace buen uso de ella, o un arma de destrucción masiva si cae en las manos equivocadas.

Con el asesinato de Vetra todo indica que la orden extinta de los Illuminati ha vuelto a resurgir al amenazar a la Iglesia católica con destruirla desde dentro ya que han colocado la antimateria en algún lugar de El Vaticano. Desde ese momento comienza la cuenta atrás para Langdon y Vittoria, que aunarán fuerzas para encontrar al asesino y evitar que explote la antimateria. Junto a ellos viajaremos a lugares emblemáticos de Roma, como el Panteón de Agripa, Santa María del Popolo o a la Fuente de los Cuatro Ríos para seguir el camino de la iluminación, a través de las “pistas” que la orden dejó en la ciudad en obras de Bernini, y localizar tanto la guarida de los Illuminati como a su líder.

El autor enmarca esta trama en los días posteriores a la muerte de un Papa y con el Cónclave a punto de celebrarse. Si las cosas podían complicarse para los protagonistas, con estas circunstancias añadidas ni os cuento ya que la acción va in crescendo a medida que se va desarrollando la historia.

Tengo que reconocer que es un libro que me ha enganchando desde las primeras páginas porque tiene ingredientes bastante atractivos para alguien que, como yo, disfruta con una novela de asesinatos; más si le añades una orden secreta extinta hace siglos, un asesino que mata siguiendo los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua), una trama atrayente y una localización tan impresionante como es la ciudad de Roma.

Según iba leyendo había cosas que me llamaban la atención, como que a los Papas no se les realizan autopsias, que el Cónclave se sigue realizando con el mismo ritual de siglos atrás y que es el camarlengo del Papa fallecido quien lo organiza y administra la Iglesia y El Vaticano hasta el nombramiento del nuevo Pontífice. También me ha sorprendido la imaginación que tiene Brown para dar significado, por decirlo de algún modo, a la simbología de las obras de Bernini para relacionarlas con los Illuminati. Si leéis el libro, o ya lo habéis hecho, entenderéis a qué me refiero.

El Vaticano
Una de las cosas que me gustan de este tipo de libros es descubrir antes que los protagonistas quién es el asesino, en este caso quién es el líder de Illuminati, y tengo que decir que, cuando todo apuntaba a quien yo pensaba, Brown me da en los morros con el personaje menos obvio. No será ésta la única sorpresa que se guarde en la manga ya que se revela un secreto que deja con la boca abierta y que daría pie a un debate interesante.

También he disfrutado con la “eterna lucha” Religión – Ciencia, el eje principal en el que gira la trama, y que a través de ciertos personajes se irán exponiendo razonamientos de ambas partes para justificar las atrocidades que se han cometido en nombre de la Iglesia y en pos del avance científico para dar sentido al origen del universo, de la vida… de todo. Soy atea y esto es una novela de ficción, además, tampoco me creo todo lo que leo pero sí estoy de acuerdo con el autor en que Ciencia y Religión van de la mano.

Como no todo puede ser perfecto, hay cosas que no me han terminado de gustar. Entre ellas el final que me ha parecido excesivamente fantasioso porque no lo veo nada plausible, vale que es una novela pero es demasiado para mi sentido común. Tampoco creo que, en el tiempo que tienen antes de que explote la antimateria, se pueda recorrer toda Roma tras un asesino, dar con la guarida de los Illuminati y explorar la biblioteca vaticana, entre otras cosas. Quizá sea demasiado quisquillosa pero, en mi opinión, a Brown se le ha ido de las manos el final.

Pese a todo, he disfrutado con la lectura de Ángeles y demonios así como con sus personajes y ambientación. No es la quinta esencia literaria pero es un libro que engancha desde el principio, tiene un ritmo muy ágil y el estilo del autor es sencillo y sin artificios. Así que, seguramente me anime a leer la segunda entrega de la saga Robert Langdon: El código Da Vinci.

Fuente portada: http://www.elresumen.com/libros/angeles_y_demonios.jpg
Fuente imagen: http://infocatolica.com/files/17/08/vaticano.jpg

4 de diciembre de 2017

Wilt no se aclara

Autor: Tom Sharpe
Título original: Wilt in noowhere
Traductor/a: Gemma Rovira
Editorial: Anagrama (Colección compactos)
Edición: 2ª ed.
Año de edición: 2013
Número de páginas: 259
ISBN: 978-84-339-7279-8

Wilt no se aclara es la cuarta entrega de la saga protagonizada por la disparatada familia formada por Henry, Eva y sus cuatrillizas. En esta ocasión, nuestros protagonistas se encuentran en la época más deseada por todos, las vacaciones, pero Henry tiene unos planes muy distintos a los de su mujer para disfrutar de sus días de asueto.

Eva decide que este año toda la familia viajará a Estados Unidos para visitar a sus tíos, los cuales no tienen hijos, y, de paso, intentar que tomen a las cuatrillizas comos sus futuras herederas. Sin embargo, Henry no tiene pensado viajar con su familia ya que quiere recorrer la Inglaterra profunda sin rumbo fijo y, para lograr su objetivo, le dirá a su mujer que se tiene que quedar a preparar el temario para el nuevo curso.

A partir de aquí, lo que prometían ser unas apacibles vacaciones, se convierten en una sucesión de alocadas situaciones que convertirán a Eva en sospechosa de tráfico de drogas y a Wilt en sospecho de incendiar una mansión así como de matar a un miembro de la cámara de los lores.

Como en los anteriores libros Sharpe sigue haciendo gala de un humor negro muy particular, así como de una ironía mordaz con un lenguaje sencillo y sin artificios. No obstante, en esta cuarta entrega, los hechos que desencadenan las situaciones rocambolescas por las que pasa la familia Wilt no me han parecido tan divertidas ni ingeniosas como en Wilt o Las tribulaciones de Wilt (sin duda, mis libros favoritos de la saga).

No será hasta el final de la trama cuando apreciemos nuevamente el tipo de divertidas situaciones que me hicieron disfrutar en los primeros libros pero, si bien en esas entregas el personaje estrella era Henry Wilt, en esta ocasión pasa a un segundo plano para ceder protagonismo a sus adolescentes cuatrillizas que resultan ser una autentica pesadilla para cualquiera que se cruce en su camino.

Si bien es cierto que he disfrutado de su lectura, tengo que reconocer que no me he reído como en las primeras entregas aunque hay pasajes que sí me han hecho soltar alguna que otra carcajada, pero han sido los menos.

Por otra parte, he notado que el lenguaje que emplean los personajes se ha vuelto más soez al usar expresiones malsonantes y no sé si es debido a la traducción –cosa poco probable- o que así lo quiso el propio autor pero que no me han gustado en absoluto.

Aunque es una lectura entretenida, a la que en mi opinión le sobran algunos pasajes, no está al nivel de sus predecesoras pero hará pasar un buen rato a quien guste del humor mordaz e irónico del irreverente Tom Sahrpe.

27 de noviembre de 2017

Entre manos |11|

Por fin he terminado con la saga Wilt, de la que tengo pendiente subir las reseñas de los dos últimos libros, y me tocaba elegir nueva lectura. Hace unas semanas leí la reseña de un libro que tengo en casa desde que se publicó y del que ni me acordaba, así que, gracias a Sandra de Sueños entre letras, me he animado a leer el primer libro de la serie protagonizada por Robert Langdon: Ángeles y demonios de Dan Brown.

Recuerdo que cuando se publicó vivía en Italia y se generó bastante controversia con este libro, veremos a ver si es para tanto. Además, el mes que viene viajo a Roma y, a parte de El Vaticano, me gustaría visitar alguno de los lugares donde trascurre la acción.
“Robert Langdon, experto en simbología, es convocado a un centro de investigación suizo para analizar un misterioso signo marcado a fuego en el pecho de un físico asesinado. Allí, Langdon descubre el resurgimiento de una antigua hermandad secreta: los illuminati, que han emergido de las sombras para llevar a cabo la fase final de una legendaria venganza contra su enemigo más odiado: la Iglesia católica.
Los peores temores de Langdon se confirman cuando los illuminati anuncian que han escondido una bomba en el corazón de la Ciudad del Vaticano. Con la cuenta atrás en marcha, Langdon viaja a Roma para unir fuerzas con Vittoria Vetra, una bella y misteriosa científica. Los dos se embarcarán en una desesperada carrera contrarreloj por los rincones menos conocidos del Vaticano.
Ángeles y demonios, la primera aventura del carismático e inolvidable Robert Langdon, es un adictivo y trepidante thriller sobre la eterna pugna entre ciencia y religión. Esta lucha se convierte en una verdadera guerra que pondrá en jaque a toda la humanidad, que deberá luchar hasta el último minuto para evitar un gran desastre”
¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído?

Fuente portada: http://www.elresumen.com/libros/angeles_y_demonios.jpg

21 de noviembre de 2017

El gato negro

Autor/a: Edgar Allan Poe
Título original: The black cat
Traductor/a: Ana Arakistain Jáuregui
Edición: 1ª ed.
Editorial: Desclée de Brouwer
Año de edición: 2001
Número de páginas: 48
ISBN: 978-84-330-1597-6

Los clásicos de la literatura siempre me han dado un gran respeto y, por qué no decirlo, también muchísima pereza pero, desde que en mi biblioteca han puesto la sección de novedades junto a la de clásicos, cada vez que me acerco y paso por delante de todos esos libros me entran remordimientos.

En la última visita a la biblioteca me encontré con una versión en euskera de El gato negro de Edgar Allan Poe, pensé que no estaría mal ir empezando por algo cortito y me lo llevé. No me he arrepentido de haberlo hecho.

Publicado por primera vez en 1843 en el periódico Saturday Evening Post, El gato negro está considerado como uno de los cuentos más espeluznantes de la literatura. Poe da paso a su protagonista para que sea él quien nos cuente en primera persona una historia que no dejará indiferente a quien quiera conocerla. Es la historia de un hombre normal y corriente que desde su tierna infancia siempre ha sentido amor por todo tipo de animales poseyendo, incluso, varias mascotas. Ente ellas, un enorme gato negro al que profesa un especial cariño.

Como las dos caras de una misma moneda, nuestro narrador también tiene un lado oscuro que sale a relucir cada vez que el alcohol se apodera de él haciendo que su carácter mude hasta convertirlo en un ser despiadado y violento que siente placer al torturar a los animales que tanto quiere.

Una de tantas noches, al llegar ebrio a casa, decide satisfacer su lado violento torturando a su querido gato de una forma cruel: sacándole un ojo. A partir de ahí, el pobre gato no hace sino esquivar al amo haciéndole sentir cada día más despreciado hasta el punto que decide ahorcarlo por el mero placer de verlo sufrir.

Días después de suceder este hecho, ocurren una serie de acontecimientos que hacen que se nos ponga el bello de punta al tener a otro gato, también enorme y negro como el anterior, un papel decisivo en el devenir de la historia. Qué es lo que ocurre y qué papel juega este nuevo gato en la trama es algo que tendréis que averiguar vosotros mismos si queréis saber cómo termina este relato que, como decía al comienzo, no deja a nadie indiferente.

Con un par de personajes y en poquísimas páginas, Poe demuestra una destreza magistral creando una historia de terror psicológico que atrapa al lector con un lenguaje cuidado y un ritmo narrativo que te trasporta a una atmosfera oscura y siniestra.

Como amante de los animales que soy esta obra de Poe me ha provocado una profunda repulsión hacia el protagonista al torturar en el modo que lo hace al pobre gato, repulsión que no había sentido nunca antes por ningún personaje literario. Sin embargo, tengo que reconocer que El gato negro me ha sorprendido gratamente y que ha sido un comienzo estupendo en mi incursión de los clásicos de la literatura.

Fuente portada:https://pictures.abebooks.com/SERLOGAL2012/md/md19302579355.jpg
Fuente imagen: https://catsgatitos.files.wordpress.com/2009/04/gato20negro.jpg

14 de noviembre de 2017

Sorteo en Obsesión por la lectura

Arual, de Obsesión por la lectura, ha superado los tres mil seguidores y para celebrar semejante cifra ha organizado un sorteo internacional, si bien para España se sortean unos libros diferentes a los que participen desde fuera de nuestro país. En total son veintitrés libros en juego, dieciocho para seguidores españoles y cinco para seguidores internacionales.

Un sorteo muy jugoso, con títulos muy variados, en el que puedes participar hasta el 14 de diciembre. Si quieres saber cuáles son los títulos así como las bases del sorteo solo tienes que pinchar en la imagen y te llevará directamente a la entrada que contiene toda la información.

Mucha suerte.

Sorteo en El rincón de Leyna

Leyna, de El rincón de Leyna, celebra que su blog ha cumplido ocho años en la blogosfera y para celebrarlo sortea, nada más y nada menos, que once libros. Tentador, ¿no os parece?

Si queréis saber qué libros son los que se sortean podéis pinchar en la imagen y os llevará directamente a la entrada del sorteo. Para participar tenéis de plazo hasta el 21 de noviembre a las 23:59

Mucha suerte.

13 de noviembre de 2017

La farsa y los trileros I: Ramonet

Autor/a: José Rovira Ferrer
Edición: 1ª ed.
Editorial: Caligrama
Año de edición: 2017
Número de páginas: 396
ISBN: 9788417164171

Estoy segura que a más de uno/a de vosotros/as os habrá pasado que al leer la sinopsis de un libro os llama poderosamente la atención y, tras su lectura, poco o nada tiene que ver con lo que en un principio os habíais imaginado. Pues bien, eso es lo que me ha pasado a mí con La farsa y los trileros.

Cuando leí la sinopsis me esperaba encontrar un trhiller histórico ambientado entre la Guerra Civil y la II Guerra Mundial, con una trama llena de acción y personajes con los que empatizar desde las primeras páginas. Tengo que reconocer que la ambientación sí ha conseguido satisfacer mis expectativas pero no sus personajes ni el argumento.

En La farsa y los trileros conoceremos la historia de Bernat Ramonet, un niño como otro cualquiera que vive en Barcelona durante los años treinta y cuya particularidad es poseer una memoria prodigiosa. Recordemos que son años convulsos a nivel mundial debido a la crisis provocada por el Crack del 29, el altísimo paro, la revolución rusa y la aparición de las primeras agrupaciones sindicalistas en España.

Ante este panorama, los padres de Bernat deciden enviarlo a Perpignan con unos familiares y, durante unas vacaciones en las que nuestro protagonista se queda en la residencia de estudiantes, conocerá a unos alumnos de medicina afines a los ideales de Primo de Rivera que consiguen, por decirlo de alguna manera, adoctrinar a Bernat en las ideas joseantonianas.

A partir de aquí, la vida de Bernat cambia radicalmente al servir de correo para el partido falangista en el que se dan cuenta de las virtudes memorísticas del muchacho, sirviendo como pieza clave en el entramado político hispano-alemán y llegando a ser capitán y agregado militar en la embajada española en Berlín. Todo un carrerón.

Pese a ser el principal protagonista las páginas se pueblan de otros ficticios como son los trileros Peret y el Chato, a quienes conocemos al principio de la novela y de los que no se vuelve a saber nada más de ellos; Sofía, la hija de un banquero con la que Bernat entablará una relación y otros reales como el propio Franco o el general Canaris.

A mí que me gustan las novelas de corte histórico y, más concretamente, ambientadas en época de guerra podría haberme resultado una lectura más que atractiva sino fuera por los siguientes motivos: el estilo del autor es demasiado denso, los personajes están muy poco trabajados (apenas unas pinceladas), hay pasajes que se repiten una y otra vez (cuando Bernat va contando su historia desde que se va a Perpignan hasta que llega a capitán), le sobran un montón de páginas de relleno que no aportan absolutamente nada a la historia, los pie de página están al final del capítulo, Bernat no se cuestiona su rápida ascensión dentro del partido falangista ya que acata todo lo que le piden sin rechistar ni protestar, ni que viaje de un lado para otro sin que nadie le siga y el final me ha dejado fría ya que termina de una forma demasiado abierta y sin saber qué le pasará a Bernat.

Vale que sea la primera entrega de una tetralogía y que en el siguiente libro se vaya descubriendo qué es lo que le depara al protagonista pero no termines la historia como si fuera el final de un capítulo más. No sé, crea un poco de expectativa que no tenemos la siguiente entrega para continuarlo. Supongo que también reaparecerán los trileros Peret y el Chato ya que, de otra forma, no le veo sentido que desaparezca al principio de ésta primera entrega ni al título de La farsa y los trileros.

Siento decirlo pero no he disfrutado nada de este libro, su lectura se me ha hecho muy cuesta arriba (he tardado casi un mes en leerlo) y hasta he ido intercalando otros títulos para ver si me animaba a leerlo con más ganas, pero ni por esas.

Tal vez no lo haya leído en el mejor momento aunque, siendo sincera, soy de la opinión de que cada libro tiene su tipo de lector y yo no he sido una buena lectora para La farsa y los trileros. Quizá otro lector sepa disfrutarlo como se merece.

Fuente portada: https://static.megustaleer.com/images/libros_200_x/EME64171.jpg
Fuente imagen: https://ep00.epimg.net/cultura/imagenes/2015/03/13/actualidad/1426270034_810705_1426271203_noticia_normal.jpg

7 de noviembre de 2017

Westwood

Autor/a: Stella Gibbons
Título original: Westwood
Traductor/a: Laura Naranjo y Carmen Torres García
Edición: 3ª ed.
Editorial: Impedimenta
Año de edición: 2012
Número de páginas: 460
ISBN: 978-84-15130-21-5

Cuando vi este libro en la biblioteca me llamó la atención su portada y, tras leer la sinopsis, me lo llevé a casa sin dudarlo porque pensé que me encontraría con una historia amena y entretenida. En parte, así ha sido.

Nada más abrir sus páginas nos encontramos con unas descripciones maravillosas que nos ambientan en el Londres de la II Guerra Mundial y ahí conocemos a Margaret Streggles, una joven maestra de espíritu soñador que tiene una facilidad pasmosa para pasarse el día en las nubes y no poner los pies en la tierra. Su vida trascurre apaciblemente entre la rutina de las clases, los paseos con su vivaracha amiga Hilda y evadirse entre los libros de su habitación cada vez que su madre le dice que no encontrará marido porque no es el tipo de mujer que atrae a los hombres.

Todo esto cambia cuando un día encuentra una cartilla de racionamiento y se le abren las puertas del mundo que siempre había soñado: un mundo elitista poblado por artistas e intelectuales entre los que destaca Gerard Challis, un famoso dramaturgo al que Margaret admira profundamente. A partir de este momento se establecen una serie de acontecimientos que muestran a nuestra protagonista las sombras de un mundo no tan idílico como ella pensaba y en el que las diferencias sociales son más que palpables, así, hasta llegar a un final predecible y no del todo redondo.

Como lectora que gusta de novelas ambientadas en época de guerra he echado en falta que la autora pasara de puntillas por un período tan interesante como lo fue la II Guerra Mundial y, de no ser por las pincelas que da sobre los bombardeos, las cartillas de racionamiento y los soldados que vienen y van a los campos de batalla, la obra podría haber estado ambientada en cualquier otro momento del siglo XX.

Cierto es que Gibbons no pretende hacer una novela de guerra sino más bien una crítica social de la época que le tocó vivir y lo hace con mucha ironía y ese sentido del humor tan particular que poseen los británicos, mostrándonos las consecuencias de la guerra de una forma muy particular, por un lado, y, por otro, la decadencia de la aristocracia intelectual. Para ello se basa en un sinfín de personajes los cuales aportan, en mayor o menos medida, su granito al desarrollo de la trama en la que Margaret soporta todo el peso de la misma.

Pese a ser una obra muy bien escrita, y tener Gibbons un estilo irónico y mordaz que me ha gustado, tengo que reconocer que no ha conseguido en ningún momento que conectara con Margaret ya que me ha parecido un personaje insulso, el ritmo narrativo me ha resultado lento y el argumento no me llamaba nada la atención. Esperaba cada vez que pasaba página que algo emocionante sucediera pero no ha sido así hasta el final de la obra y, pese a todo, tampoco ha sido nada del otro mundo ya que no ha alterado ninguno de los acontecimientos que te ves venir.

Con esto no quiero decir que sea una mala novela, ni muchísimo menos, simplemente a mí no me ha gustado. Puede que no la haya leído en el mejor momento y que dejarla para volverla a coger al cabo de un tiempo haya influido en que no la haya apreciado como se merece.

Por último, mencionar la estupenda labor de las traductoras que con todas las notas a pie de página –cosa que agradezco mucho- hacen que se comprenda mejor el argumento cada vez que la autora menciona a algún personaje histórico o hace referencia a algún pasaje de obras que nos pueden ser, en muchos casos, desconocidas.

Por favor, que nadie se desanime si realmente le atrae el argumento, como digo, es una buena obra y el que no ha cumplido mis expectativas no significa que no vaya a cumplirlas para otros lectores.

31 de octubre de 2017

Un saco de canicas

Autor/a: Joseph Joffo
Título original: Un sac de billes
Traductor/a: Lluis Maria Todó
Edición: 6ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2010
Número de páginas: 290
ISBN: 978-84-9759-568-1

Desde que leí varias reseñas de Un saco de canicas me llamó la atención la historia que encerraban sus páginas, una historia contada en primera persona por el propio autor sobre su infancia en Francia.

Viajamos al pasado, concretamente al París ocupado por los nazis en 1941 y a una modesta peluquería propiedad de la familia Joffo. Sin embargo, no es una peluquería cualquiera ya que sus propietarios son judíos.

El día que el pequeño Joseph y su hermano Maurice van a la escuela con la estrella de David cosida en sus chaquetas, Zeneti, el mejor amigo de Jo, piensa que es una condecoración pero el resto de compañeros saben que es la marca que distingue a los judíos de quienes no lo son y por ello se convierten en el blanco de sus burlas y palizas.

Cuando llegan a casa magullados sus padres saben que no pueden dilatar por más tiempo su partida y esa misma noche, tras despedirse de ellos, los pequeños se marchan de París cargando con sus zurrones para ir a reunirse con sus hermanos mayores en Menton. Desde ese momento Jo y Maurice deben sobrevivir solos en un mundo de locos en el que la astucia debe primar por encima de todo.

Tras un largo viaje los pequeños logran reunirse con sus hermanos y, más tarde, con sus padres en Niza. Allí viven tranquilos hasta que la presencia de la Gestapo les obliga a separarse nuevamente.

Por este periplo de huidas, Jo y Maurice van dejando su infancia atrás cuando aún deberían estar jugando a las canicas y no ingeniándoselas como pueden para cambiar tomates y aceite por otros productos que les permitan comer día a día.

La picaresca, unida a la suerte, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte y de ella se tendrán que valer los hermanos Joffo para superar la investigación de la Gestapo cuando son atrapados en uno de sus intercambios de comida. ¿Lograrán Jo y Maurice salir indemnes de Gestapo? ¿Qué sucede con el resto de la familia? ¿Volverán a reunirse todos juntos?

Lo que más me ha gustado es saber que la historia de Joseph Joffo es real, que es él el pequeño que tiene que sobrevivir junto a su hermano Maurice. También la sencillez con la que está escrita y la ausencia de rencor que invita a reflexionar.

Libros sobre la II Guerra Mundial hay muchos pero Un saco de canicas tiene ese halo de cuento en el que siempre ganan los buenos. Un libro muy recomendable que se lee en un par de tardes porque la historia atrapa de principio a fin y no puedes dejar de leer esta historia que, aunque es triste por todas las vivencias que se narran, también tiene su lado positivo y su toque de inocencia.

Fuente portada:https://imagessl1.casadellibro.com/a/l/t0/81/9788497595681.jpg

24 de octubre de 2017

Ojos de agua

Autor/a: Domingo Villar
Título original: Ollos de auga
Traductor/a: Domingo Villar
Edición: 8ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2012
Número de páginas: 187

Ojos de agua supuso la primera incursión en el panorama literario del vigués Domingo Villar, guionista de cine y televisión así como comentarista gastronómico en una emisora de radio –hecho éste que se trasmite en su obra-, y lo hizo por la puerta grande ya que fue galardonada con el I Premio Sintagma, el Premio Brigada 21 y el Premio Frei Martín Sarmiento. Con La playa de los ahogados, su segunda novela, sigue cosechando premios y se consolida como autor en el mundo de las legras negro-criminales.

En un duplex de la singular Isla Toralla aparece el cadáver de Luis Reigosa, un joven saxofonista que ha sufrido una muerte atroz. Cuando la mujer de la limpieza encuentra el cuerpo y avisa a la policía el caso es asignado al inspector Leo Caldas y a su ayudante Estévez que, al personarse en el lugar de los hechos, se encuentran con una escena un tanto singular: Reigosa reposa en la cama con los ojos abiertos, las manos atadas al cabecero y el cuerpo presenta desde el abdomen hasta las rodillas un aspecto negruzco como si le hubieran rociado con algún tipo de líquido abrasivo.

A primera vista todo apunta a un crimen pasional pero ¿quién ha sido capaz de cometer un crimen tan cruel y qué motivos le han llevado a hacerlo? Estas son dos de las muchas preguntas a las que se enfrentan Caldas y Estévez a lo largo de los cortos capítulos en los que está estructurada la novela y que les llevará a investigar tanto en las altas esferas como en los bajos fondos.

Pese a los premios cosechados, Ojos de agua es la opera prima de Villar y, desde mi punto de vista, los personajes podrían estar más trabajados ya que lo único que sabemos de ellos es que Caldas posee un carácter introvertido y que Estévez es visceral, tosco y brusco en sus modos pero sensible al paisaje vigués. Sin embargo, esto se compensa con las descripciones de la ciudad, tanto de sus calles como de sus edificios, de sus bares y tascas –algunas reales como el Bar Puerto o el Eligio donde el autor despliega su buen hacer como crítico gastronómico- así como de los lugares de visita obligada como Monte de Castro.

Isla Toralla
Otra de las cosas de las que adolece es el final en el que, aunque todo a punta a un culpable y el pastel se descubre por una de esas casualidades tontas de la vida, hay cosas que no terminan de encajar a la perfección pese a no dejar ningún cabo suelto. Quien haya leído el libro sabrá a lo que me refiero.

Si bien me ha gustado por lo rápido y fácil que se lee, así como por el estilo sencillo y sin artificios del autor que hace que devores el libro en un par de tardes, reconozco que disfruté muchísimo más con La playa de los ahogados en la que la trama está más trabajada y el final resulta mucho más sorprendente.

Aunque ambos títulos pueden leerse por separado, de Ojos de agua a La playa de los ahogados se aprecia una ligera evolución en los personajes pese a que seguimos sin saber los motivos reales que hacen que Estévez sea trasladado desde su Zaragoza natal a Vigo. Lo que no varia en ambos libros son las descripciones de una palabra al comienzo de cada capítulo y que tienen relación con lo que vamos a leer en las próximas páginas.

Lectura ligera, fresca y, sobre todo, entretenida para todo aquel que quiera pasar un buen rato con una novela negra así como disfrutar de un viaje a Vigo sin moverse del sofá. ¿Qué más se puede pedir?

20 de octubre de 2017

Los hombres que no amaban a las mujeres

Ficha técnica
Autor/a: Stieg Larsson
Traductor/a: Martin Lexell y Juan José Ortega Román
Editorial: Destino
Edición: 2009
ISBN: 978-84-233-4044-6
Páginas: 665

Había visto este libro en varias librerías pero no había sentido especial atracción hasta que todo el mundo empezó a hablar de él. Algunos decían que es uno de los mejores thrillers que se han escrito en los últimos años, otros que si la vida del autor tiene cierto paralelismo con la de uno de los principales protagonistas y hubo quien dijo que la muerte de Larsson no había sido accidental. Todo esto hizo que se despertara mi interés por la trilogía Millenium y decidí leerlo.

La historia comienza cuando Henrik Vanger, un empresario ya retirado, recibe el día de su ochenta y dos cumpleaños una flor seca enmarcada. Este hecho no tendría nada de particular si no fuera porque quien le hacía ese regalo, cada año, era su sobrina Harriet que desapareció hace treinta y seis años en una isla propiedad de la familia y sin haber dejado ningún tipo de rastro.

¿Qué le pasó a Harriet y quién le manda esas flores? ¿Su asesino? Estas son las preguntas que Henrik trata de responder y, para ello, contrata a Mikael Blomkvist, un periodista de investigación y buque insignia de Millenium, una revista dedicada a airear los trapos sucios del mundo de la política y las finanzas. Sin embargo, Mikael contará con la ayuda de Lisbeth Salander, una inadaptada social que esconde unas cualidades sorprendes.

Para desentrañar la misteriosa desaparición de Harriet, Mikael y Lisbeth se verán envueltos en un entramado de perversiones sexuales, crímenes cometidos en los años sesenta y el oscuro pasado de la familia Vanger.

Larsson consigue engancharnos a una historia intrigante, llena de personajes particulares donde el lector se siente como un espectador gracias a unas descripciones muy detalladas. Esto último tiene su lado negativo para quienes imaginan o visionan todo lo que leen –como es mi caso- ya que hay pasajes tan duros que hacen que llegues a odiar a algunos personajes.

Pese a su gran extensión es una obra que se lee de forma amena -si bien es cierto que hay cosas que sobran, como los megas que tiene el ordenador de Lisbeth que no aporta absolutamente nada a la historia- y que hará las delicias de quienes gustamos de la intriga y el suspense.

Fuente imagen portada: http://image.casadellibro.com/a/l/t0/46/9788423340446.jpg

17 de octubre de 2017

Cada día, cada hora

Autor/a: Natasa Dragnic
Título original: Jeden Tag, jede Stunde
Traductor/a: María José Díez Pérez
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2012
Número de páginas: 283

Quienes soléis pasaros con cierta asiduidad por el blog os habréis dado cuenta que las novelas románticas no son lo mío pero tenía ganas de salir de mi zona de confort para ver si me reconcilio con este tipo de libros y, entre los que vi en la biblioteca, Cada día, cada hora fue el que más me llamó la atención de todos aunque, siendo sincera, mis "prejuicios" hacían que ninguno de los títulos me resultase atractivo. 

Cada día, cada hora es la primera novela de la escritora croata Natasa Dragnic en la cual nos relata la historia de amor entre Dora y Luka. Todo comienza en Makarska, un precioso pueblo de la costa croata, cuando las miradas de los protagonistas se cruzan el primer día que ella acude al parvulario. Desde ese momento los niños se hacen inseparables y forman la pareja perfecta pero todo se trunca cuando Dora y su familia se trasladan a París.

Tendrán que pasar dieciséis años para que vuelvan a reencontrarse en una galería de la ciudad de la luz y retomen su historia de amor, ya que jamás han sido capaces de olvidarse mutuamente. Sin embargo, durante el tiempo que estuvieron separados tanto Luka como Dora continuaron con sus vidas y será, precisamente, una tercera persona la clave decisiva en el futuro de su relación.

Quién es esa persona y por qué es tan importante en la historia os dejo que lo descubráis vosotros si os animáis a leer Cada día, cada hora.

Como veis es una novela romántica en toda regla (o eso me ha parecido a mi) y aunque he dejado de lado mis “prejuicios” hacia este tipo de lecturas no he conseguido reconciliarme con este género. ¿Por qué? Principalmente porque el estilo de la autora no me ha gustado, pese a ser sencillo y sin artificios me ha resultado simple y que se repitan frases y párrafos en muchas ocasiones ha hecho que su lectura me aburra. 

Otro motivo ha sido que no he logrado empatizar con los personaje de Dora y Luka; él me ha parecido un cobarde que no es capaz de tomar una decisión en los momentos críticos y ella, pese a ser un personaje con fuerza y sentimiento, me ha resultado un tanto pedante.

Pese a que mi opinión no es muy favorable creo que puede hacer las delicias de muchos otros lectores a los que les guste este tipo de novelas. Por mi parte, me quedo con los versos de Neruda que salpican las páginas de esta novela y con los escenarios donde se desarrolla la trama.

Fuente de la portada: http://natasa-dragnic.de/cms/upload/Cover/Cada_da_cada_hora.jpg
Fuente imagen: http://www.makarskainfo.com/images/stories/makarska/m/makarska2.jpg

9 de octubre de 2017

Yo, mi, me... contigo

Autor/a: David Safier
Título original: Plötzlich Shakespeare
Traductor/a: Lidia Álvarez Grifoll
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2011
Número de páginas: 301

Últimamente no tengo mucho tiempo para dedicarle a la lectura así que aprovecho los viajes en el bus (un día de estos me paso la parada) y como la lectura de La farsa y los trileros se me está haciendo muy cuesta arriba me fui a la biblioteca a por algo ligero y entretenido para intercambiar. Como los anteriores libros, Maldito karma y Jesús me quiere, me hicieron pasar muy buenos ratos pensé que con esta nueva novela también lo haría.

Pues bien, teniendo en cuenta que no es la quinta esencia literaria y que lo busca es el entretenimiento del lector, tengo que decir que éste propósito se cumple pero, a diferencia de los anteriores títulos, esta vez no me he reído a carcajadas ni he esbozado una sonrisa. En Yo, mi, me… contigo la protagonista es Rosa, una treintañera frustrada con su trabajo de profesora de primaría, infeliz con el físico que le ha tocado en suerte y que sigue suspirando por Jan, su exnovio, pese a que éste vaya a casarse con Olivia, la típica mujer perfecta en todos los sentidos de la palabra.

Rosa pasa sus días aguantando a sus insufribles alumnos y lamentándose por haber perdido al hombre de su vida hasta que un día acepta la invitación del profesor de gimnasia para ir al circo. Allí ve el espectáculo de Próspero, un hipnotizador capaz de enseñar el potencial del alma a todo aquel que se someta a una sesión de hipnosis para saber qué fue en una vida anterior. Fascinada al ver cómo un hombre tímido y sin mucho coraje se transforma en Bufalo Bill, decide ir a ver a Próspero tras terminar la actuación. Este hipnotizará a Rosa, transportándola al pasado, con la buena o mala fortuna de tener que compartir cuerpo y alma con, nada más y nada menos, que William Shakespeare.
Transformada en hombre, deberá descubrir en qué consiste el verdadero amor si quiere regresar al presente. Para lograrlo contará con la inestimable ayuda de Shakespeare, al que no le gusta que una mujer controle su cuerpo.

¿Qué le deparará su vida anterior a Rosa? ¿Logrará Shakespeare ayudarla en su búsqueda del verdadero amor o, por el contrario, será un completo caos?

Como decía al principio, Safier suele hacerme reír con sus obras pero con este libro no lo ha logrado porque el humor que destilan las situaciones cómicas me han parecido burdas, poco trabajadas, y me ha dado la impresión de que ha teniendo que recurrir al humor escatológico o sexual a falta de mejores recursos.

A medida que iba avanzando en la lectura la historia me recordaba muchísimo a Maldito karma, no sólo por el hecho de que ambas tienen en común el tema de las reencarnaciones –si bien desde puntos de vista diferentes- sino también por encontrarnos con personajes históricos como parteners de las protagonistas, pero echando de menos ese punto cómico que tenía Casanova y que no he sabido encontrar en Shakespeare.

Habiendo leído las anteriores novelas de Safier, la trama de Yo, mi, me… contigo me ha resultado la menos original de todas pero reconozco que me ha llamado la atención el que hecho de que Rosa y Shakespeare hablen entre ellos en primera persona pese a compartir un mismo cuerpo. Para ello se han valido de un cambio en el tipo de letra, normal cuando habla Rosa y cursiva cuando lo hace Shakespeare, para que el lector sepa en todo momento quién de los dos toma el protagonismo.

A parte de la falta de originalidad y un humor más trabajado, he echado en falta el toque fresco que aportaban las ilustraciones a la historia en Jesús me quiere y que esperaba haber encontrado también en Yo, mi, me… contigo. Lo que sí encontramos es que el estilo de Safier sigue siendo sencillo, sin artificios ni florituras.

Como decía, un libro sin demasiadas pretensiones que tiene un pase como lectura ligera o de transición entre otras más intensas. 

2 de octubre de 2017

Book tag 3: Desastres naturales

Últimamente me estoy aficionando a los book tag porque me parecen una forma curiosa y divertida de compartir libros, personajes, autores u otras cosas interesantes relacionadas con los libros. Este en particular se lo vi a Noelia Bennet de Laberinto de tinta.  Empecemos pues.

INCENDIO FORESTAL: Personaje que dejarías que se quemara

Mi lado sádico lo tendría un poco difícil a la hora de escoger a un personaje en particular porque dudaría entre varios pero creo que lanzaría a las llamas a William Hamleigh de Los pilares de la tierra, personaje odioso y cruel donde los haya.

CICLÓN: Libro que te hizo vivir sentimientos encontrados

Este lo tengo clarísimo: El nombre de la rosa. La historia en sí es buena, los personajes están bien definidos pero el estilo de Umberto Ecco no me gusta nada de nada, me costó horrores leerlo y había momentos en los que habría abandonado la lectura si no fuera porque tuve que hacer un trabajo para la clase de literatura. Solo de acordarme me da dolor de cabeza.

INUNDACIÓN: Libro o saga que empezó bien pero terminó hundiéndose

La saga Wilt, los dos primeros libros son geniales y te echas unas risas con las rocambolescas situaciones por las que pasa Henry Wilt y su familia pero con el tercer libro de la saga las situaciones disparatadas se empiezan a salir de madre y, aunque tiene pasajes divertidos, no tiene ese punto de genialidad de los dos primeros. El cuarto empieza a decaer considerablemente y el quinto no sé que me deparará porque aún no lo he leído pero espero que remonte y no vaya a pique.

TORNADO: Libro que te arrastró a la lectura

Leo desde que tengo uso de razón pero los libros con los que empecé a disfrutar de la lectura creo que fueron los de la serie de Fray Perico creada por Juan Muñoz. Muy divertidos para los niños y a los que tengo un cariño especial. Si no recuerdo mal creo que aún tengo la serie completa en casa de mis padres.

SEQUÍA: Libro que aún no has podido acabar de leer o abandonaste

No suelo abandonar la lectura de los libros, por cabezonería más que nada, pero el que me ha superado y no he podido acabar es El tambor de hojalata de Günter Grass. Para muchos será una maravilla literaria pero para mi es una tortura de libro, tedioso a más no poder y dudo que me anime a volver a leerlo.

TERREMOTO: Crush literario que movió tu mundo entero

Realmente ninguno pero atraerme por la personalidad del personaje, por decir alguno, seria el prototipo de detective clásico y cañalla Samuel Spade creado por Dashiell Hammett.

HAMBRUNA: Libro que te dejó con ganas de más

El último que me ha dejado con ganas de más es Te veré bajo el hielo de Robert Bryndza, lo leí en nada y, pese a algunos detalles que no me gustaron mucho, me supo a poco y me dejó con la curiosidad de saber qué pasó con la muerte del marido de Erika. Espero que en el segundo libro el autor vaya dando más datos sobre este hecho y el pasado de su protagonista. Lo reconozco me tiene intrigada.

AVALANCHA: Saga o libro que aplastó tu corazón

La sonrisa etrusca de José Luis Sampedro, es un libro al que le tengo un cariño especial y no es vano es mi libro favorito porque, salvando las distancias, el personaje de Salvatore Roncone me recuerda muchísimo a mi abuela y la historia en sí tiene elementos comunes con situaciones que se han dado en mi vida. Lo leí por primera vez cuando tenía catorce o quince años y no sé las veces que lo he releído y las que aún me quedan por releer.

TORMENTA ELÉCTRICA: Libro que terminaste a la velocidad de un rayo

Últimamente no tengo mucho tiempo para dedicarle a la lectura y tardo más de lo que me gustaría en terminar los libros pero el que me duro menos que el gusto de un chiche fue Carta de una desconocida de Stefan Zweig, creo que en una hora poco menos lo devoré. Por cierto, quien no lo haya leído, se está perdiendo una autentica joya literaria.

FUGA DE MATERIALES RADIOACTIVOS: Libros que nunca leerías porque son tóxicos para tu salud

En mi casa siempre decimos que nunca se puede decir nunca pero los libros que no me llaman nada la atención son los románticos, de hecho, no he leído ninguno ya que los argumentos siempre me parecen los mismos o muy similares. Tampoco soy muy dada a leer poesía porque me resulta aburrida ni libros de ciencia ficción, tal vez todo sea empezar con alguno que enganche y esté bien pero, por el momento, no me animo.

En fin, esto ha sido todo. Espero no haberos aburrido mucho.

Saludos.

Fuente imagen: https://esp.rt.com/actualidad/public_images/a08/a08800b84c94a1a7cf064cca49fad2b3_article.jpg

28 de septiembre de 2017

El Club Dumas

Ficha técnica
Autor/a: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Punto de lectura
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-663-2070-2
Páginas: 444

¿Puede un libro ser investigado policialmente como si de un crimen se tratara? Lucas Corso, mercenario de la bibliofilia, cazador de libros por cuenta ajena, se enfrenta a esa pregunta cuando recibe un doble encargo de sus clientes: autentificar un manuscrito de Los tres mosqueteros y descifrar el enigma de un extraño libro, quemado en 1667 con el hombre que lo imprimió. La peligrosa indagación le llevará de los archivos del Santo Oficio a los libros condenados, de las polvorientas librerías de viejo a las más selectas bibliotecas de los coleccionistas internacionales.

Desde que empecé a leer a Pérez-Reverte con El maestro de esgrima mi relación con él se ha ido convirtiendo en amor-odio con el paso de las lecturas. Hay títulos que me enganchan y me dejan buen sabor de boca –El maestro de esgrima, Territorio comanche, La reina del sur…- y otros con los que me pregunto en qué estaba pensando cuando compré el libro –La tabla de Flandes, La piel del tambor…-.

El club Dumas me atrajo por su contraportada, me cautivó con su trama y me defraudó con el final. A lo largo de las páginas dos historias se entrelazan, por un lado está Corso en busca de respuestas al enigma que encierra un libro que llevó a la hoguera a un hombre en el siglo XVII y con el que viajaremos a Portugal y Francia, nos veremos envueltos en persecuciones y peleas previamente planeadas por un personaje no tan ajeno a Corso. Por otro lado, la investigación de un texto atribuido a Dumas que realmente no escribió él pero, entonces, ¿quién lo hizo?

A media que avanzamos en la lectura la trama se vuelve cada vez más compleja, atrapándote y picándote la curiosidad por saber qué pasará a vuelta de página. Hasta que llegas al final, donde se descubre qué es El club Dumas, cuál es su función y participación en la peligrosa investigación que había iniciado Corso en las primeras páginas de la novela.

Si Pérez-Reverte hubiera terminado aquí la historia, mi relación amor-odio se inclinaría más por la parte afectuosa pero no es el caso. La historia continua un poco más para terminar con un final satánico, delirante y, en mi opinión, fantasioso pero, para gustos los colores.

Fuente imagen portada: http://3.bp.blogspot.com/_A4-Fxxb86P0/S83UrR5OlAI/AAAAAAAAAFE/ugIXkWLT-4Q/s1600/el+club+dumas.jpg



19 de septiembre de 2017

La playa de los ahogados

Autor/a: Domingo Villar
Edición: 3ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo (RHM)
Año de edición: 2011
Número de páginas: 445
ISBN: 978-84-9989-276-4

Animada por la efusiva recomendación de mi bibliotecaria me animé a leer La playa de los ahogados del vigués Domingo Villar.

Nos trasladamos a Panxón, un pueblito marinero de la costa pontevedresa, donde aparece el cadáver de uno de sus habitantes en la playa con claros síntomas de ahogamiento. Tras conocerse la identidad del ahogado a nadie en Panxón le sorprende que el cuerpo pertenezca a Castelo, un solitario y depresivo marinero.

Si el cuerpo de Castelo no hubiera aparecido con las manos atadas por una brida verde y un golpe en la cabeza, lo que apunta a que el marinero fue asesinado antes de aparecer muerto en la playa, todo se hubiera quedado en un mero suicidio.

El inspector Caldas y su ayudante Estévez serán los encargados de esclarecer el caso. Para ello interrogan a las personas del entorno de Castelo: su familia, vecinos y compañeros de la mar pero, aunque no les será fácil debido a la desconfianza que muestran los lugareños, la hipótesis que se plantea tras sus respuestas resulta ser demasiado insólita.

Como gatos que tiran de la madeja, Caldas y Estévez irán desgranando los hechos hasta llegar al naufragio del Xurelo, un barco de pesca que se hundió hace doce años y en el que estuvo enrolado Castelo pero ¿qué relación puede tener ese naufragio con la muerte del marinero? Para saber la respuesta hay que adentrarse en La playa de los ahogados y acompañar a Caldas y Estévez en su investigación.

Una vez finalizada su lectura pienso que debería haber leído su anterior y primera obra, Ojos de agua, porque, aunque se pueden leer independientemente, hay partes de la historia en las que me he sentido un poco perdida al no saber cómo se conocen Caldas y Estévez (éste es aragonés y parece que no lleve demasiado tiempo en Galicia puesto que le sorprende el carácter gallego) o qué es lo que ha pasado entre Caldas y Alba, una mujer de la que solo unas pequeñas pinceladas permiten presuponer que ha sido o es (no queda nada claro) su pareja.

Pese a estos pequeños inconvenientes la trama atrapa de principio a fin y las páginas pasan volando sin que nos demos cuenta gracias a una historia interesante, a unos personajes bien construidos, a la abundancia de diálogos, al lenguaje sencillo, directo y sin artificios que emplea Villar y a los cortos capítulos en los que está estructurada la obra. Todo ello contribuye a que el lector se sienta como un espectador frente a una película, y no en vano, ya que el autor fue guionista de varias series de la televisión gallega.

Si algo me ha llamado la atención a lo largo de toda la lectura es que, al comienzo de cada capítulo, hay la definición de una palabra que está presente de forma implícita o explicita en el texto. Otra cosa que me ha sorprendido, y gratamente, es que cuando crees saber quién es el asesino –porque todo apunta a que es esa persona en cuestión-, Villar te sorprende dando un giro a los hechos y desbaratando tu hipótesis, así que hasta el final no descubres (al menos yo no lo he descubierto antes) quién es realmente la persona que asesinó a Castelo.

Sin embargo, lo que más me ha gustado, a parte del a historia en sí, es dar un paseo por las calles y tascas de Vigo junto a Caldas, e imaginar el paisaje bucólico de la Ría a primeras horas del día.

Para los cinéfilos decir que hay versión cinematográfica dirigida por Gerardo Herrero e interpretada por Carmelo Gómez en el papel de Leo Caldas y Antonio Garrido como Estévez.



Fuente portada: https://static.megustaleer.com/images/libros_200_x/P992764.jpg
Fuente imagen: http://www.abc.es/Media/201108/01/OBJ2955449_1--644x448--644x448.JPG

12 de septiembre de 2017

Al sur de la frontera, al oeste del sol

Autor/a: Haruki Murakami
Título original: (está en caracteres japoneses)
Traductor/a: Lourdes Porta Fuentes
Edición: 3ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Tusquets
Año de edición: 2008
Número de páginas: 266
ISBN: 978-84-8383-503-6

Tras la buena impresión que me dejó Tokio blues, hago mi segunda incursión en la obra de Murakami con Al sur de la frontera, al oeste del sol.

Cuando leo varias obras de un mismo autor, inconscientemente, tiendo a buscar elementos comunes a todas ellas y me he dado cuenta que la literatura, la música –especialmente el jazz- y la muerte, de un modo u otro, están presentes; así como la nostalgia del pasado, ese halo melancólico de sus personajes y las mujeres de frágil mentalidad.

Todo ello se conjuga con un lenguaje sencillo y una forma de narrar casi hipnótica, haciendo que el lector sea un espectador de la vida cotidiana de Hajime, el principal protagonista.

Con él haremos un repaso de su vida, desde su infancia a la edad adulta; conoceremos a su primer amor, sus aficiones y sus miedos. Seremos testigos de que el pasado vuelve a su vida en forma de mujer: Shimamoto, de quien se enamoró cuando tenía doce años y con la que solía escuchar viejos discos de Nat King Cole. Pero por circunstancias, sus caminos se separan y Hajime comienza una nueva vida, va a la universidad, se casa y se convierte en un exitoso hombre de negocios gracias a sus clubs de jazz. Hasta que una noche Shimamoto aparece en uno de sus clubs y la vida de Hajime se tambalea, porque siempre ha tenido la sensación de tener un vacío en su interior que sólo se llenaba cuando pensaba en Shimamoto, una mujer de la que no ha sabido nada en veinticinco años y por la que está dispuesto a dejar todo cuanto tiene.

Durante todos esos años ninguno de los dos ha sido capaz de olvidar al otro y retoman su amistad como si no hubiera transcurrido el tiempo pero Shimamoto aparece y desaparece sin dar explicaciones. Hajime no soporta más esas ausencias ni la tensión sexual que ella le provoca y le abre su corazón pero, cuando finalmente se poseen, ocurre algo que deja a Hajime sumido en el más completo vacío.

Es entonces cuando se produce el final de la novela, un tanto extraño, que deja vía libre al lector para que saque sus propias conclusiones sobre lo que es real y lo que es producto de la imaginación.

Pese a todo, Al sur de la frontera, al oeste del sol es una novela muy recomendable y que he disfrutado mucho. Sin duda alguna, seguiré haciendo incursiones en más obras de Murakami.

Fuente de la portada: https://imagessl6.casadellibro.com/a/l/t0/36/9788483835036.jpg
Fuente imagen: http://www.spottedbylocals.com/florence/files/2017/08/jazz-club-florence-by-matilde-ceseri.jpg

7 de septiembre de 2017

El dueño del secreto

Ficha técnica
Autor/a: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Booket
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-322-1766-1
Páginas: 148

En esta espléndida novela, Antonio Muñoz Molina regresa a un tiempo gris y cansado de la historia española, los años finales de la dictadura franquista. En aquel Madrid desdibujado y sórdido de 1974, el Madrid de los grises y la represión agónica, un joven de provincias llegado a la capital para estudiar periodismo se verá atrapado por la maquinaria de una conjura que pretende cambiar el destino político de España y derribar el régimen franquista en pocas semanas. Aquella conspiración, aquel fracaso, aquellos días de dudas y miedos marcarán para siempre el resto de su vida.

En el dueño del secreto se aprecia el estilo literario de Muñoz Molina, una buena recreación ambiental del Madrid gris de 1974 y un personaje que, como algunos otros del autor, tiene esas pinceladas autobiográficas. Está bien escrito, el lenguaje es comprensible, la lectura amena y corta –se lee en una tarde- pero, no obstante, le falta más acción y algo de argumentación pese a que el comienzo engancha (al menos en mi caso).

La trama gira entorno a la narración en primera persona de la juventud de un hombre de provincias que, al llegar a Madrid y ponerse a trabajar como escribano de un abogado, se ve envuelto en un secreto conspiratorio que no es capaz de guardar y se pasa buena parte del libro justificando su carácter débil y complaciente, volviéndose paranoico por tal hecho y saliendo despavorido cuando las cosas se ponen feas.

A mi modo de ver le sobra justificación al protagonista y faltan más detalles en la parte conspiratoria, ya que podría haber dado más juego del que da. También hay partes en las que se aprecia la ironía y un humor muy ligero.

Conclusión: un libro que si se lee sirve para pasar el rato y si no, tampoco se pierde uno gran cosa.

Fuente imagen: http://image.casadellibro.com/a/l/t0/61/9788432217661.jpg

4 de septiembre de 2017

Entre manos |10|

Estreno el mes de septiembre con una lectura ambientada en mi ciudad, Bilbao. Cuando vi el libro en la biblioteca me llamó la atención la portada pero cuando leí la sinopsis me convenció por completo.

No llevo mucho leído, unas cincuenta páginas y me está gustando bastante. Creo que va a ser una lectura que promete, espero que no me defraude.

“Tras varios años viviendo en París, Alfredo Gastiasoro regresa a Bilbao cuando se entera de que Izarbe ha muerto. Su retorno pretende ser el último homenaje a la mujer que amó, pero pronto se convertirá en una pesquisa sobre las inquietantes circunstancias que rodearon su muerte.
Alfredo tendrá que enfrentarse a su propio pasado, reviviendo una historia de amor que coincide con la época en que Bilbao deja de ser una población casi rural para convertirse en una de las ciudades más prósperas del Viejo Continente”.

¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído?

28 de agosto de 2017

Jesús me quiere

Autor/a: David Safier
Título original: Jesus liebt mich
Traductor/a: Lidia Álvarez Grifoll
Edición: 7ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2011
Número de páginas: 299
ISBN: 978-84-322-2868-1

Hace un par de meses descubrí a David Safier con Maldito karma, libro con el que pasé buenos ratos de lectura, y animada tanto por el disparatado argumento como por las reseñas que había leído me decidí por su segunda novela: Jesús me quiere.

Marie siempre se ha sentido atraída por los hombres equivocados y a sus treinta y cuatro años está a punto de casarse con Sven; un hombre sencillo que la quiere tal como es, al que no le importa que le sobren unos kilitos de más y con quien se siente a gusto pero del que no está enamorada. Así pues, cuando el Padre Gabriel le pregunta si quiere a Sven como a su legítimo esposo, Marie responde que no dejándole plantado en el altar frente a medio pueblo de Malente.

Como volver a la casa que compartía con Sven es impensable, Marie se ve obligada a volver a vivir con su padre y la lagarta del vodka o, lo que es lo mismo, la joven novia que conoció a través de una página de contactos de Internet. Y, en vez de estar disfrutando de su noche de bodas en Fuerteventura, ahí está, en su antigua habitación de niña reflexionando sobre su vida… hasta que el techo se le cae encima sacándola de sus divagaciones.

Así es como conoce a Joshua, el carpintero que se encarga de reparar el techo, un hombre que no tiene nada que ver con todos los que había conocido antes ya que es sensible, atento, desinteresado pero un poco rarito. Marie se siente atraída por él y, ni corta ni perezosa, le invita a salir con ella. Joshua accede y quedan para cenar.

Demasiado idílico para ser verdad. El hombre perfecto no existe así que algo malo tiene que tener. Y vaya si lo tiene. Cuando están cenando le confiesa que él es Jesús. Al principio Marie piensa que está loco de remate; vale que tenga un aire a Jesús con la barba y el pelo largo pero de ahí a que lo sea hay un trecho, aunque no le quedará más remedio que admitir que se siente atraída por el hijo de Dios tras las pruebas que le da Joshua. Sin embargo, Jesús no ha venido a la Tierra para salir con Marie ni arreglarle el techo sino para librar la batalla del Juicio Final contra Satanás –que adopta la apariencia de George Clooney- y que tendrá lugar el próximo martes.

Si Marie no quiere arden en el fuego eterno por todos sus pecados deberá redimirse antes del fin del mundo pero ¡cómo hacerlo si está deseando acostarse con Jesús! ¿Qué tendrá que hacer para no ser pasto de las llamas del infierno? La respuesta la encontrarás en este irreverente y divertido libro que te arrancará una sonrisa cuanto menos con las disparatadas y absurdas situaciones que les suceden a Marie y al resto de personajes.
Una de las ilustraciones del libro

Aunque he disfrutado mucho con las dos obras que he leído de Safier si tuviera que decantarme por una sería Jesús me quiere ya que el personaje de Marie me ha resultado más cercano que el de Kim Lange -al tratarse de una mujer como otra cualquiera, con sus muchos defectos y también alguna que otra virtud- pero no solo por eso sino también por el toque fresco que le aportan los dibujos que se intercalan entre las páginas y que captan a la perfección lo que vamos leyendo.

Jesús me quiere es un libro muy ameno, narrado con un lenguaje sencillo y actual que se lee con agilidad y rapidez debido a la abundancia de diálogos y al estar estructurada en capítulos muy cortitos.

Tal vez no sea la mejor novela del mundo ni deje un calado hondo en quienes la lean pero escribir una obra que haga reír o sonreír a los lectores tiene su mérito y Safier consigue arrancarte más de una sonrisa. Si lo que quieres es pasar un buen rato sin mayores pretensiones Jesús me quiere puede ser un estupendo libro para intercalar entre otras lecturas más densas.

Por mi parte, estoy segura de que seguiré haciendo incursiones en su obra y que más pronto o más tarde caerá Yo, mi, me… contigo, por cierto, ¿la habéis leído?

Fuente portada: https://www.planetadelibros.com/usuaris/libros/fotos/40/original/39778_1_jesusmequiere.jpg
Fuente imagen: https://4.bp.blogspot.com/-et60ZzDsCFY/TslHFV2pL_I/AAAAAAAAAqQ/p9nPQnB1pS4/s1600/jesus.png

16 de agosto de 2017

Te veré bajo el hielo

Autor/a: Robert Bryndza
Título original: The girl in the ice
Traductor/a: Santiago del Rey
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Roca Editorial de Libros, S.L
Año de edición: 2017
Número de páginas: 396
ISBN: 978-84-16700-53-0

Sin que sirva de precedente, ésta vez no ha sido mi madre quien me ha descubierto este libro, sino la cuenta de twitter de la editorial quien lo ha hecho pero como soy débil tanto con los thrillers como con el género policíaco y, ya lo decía Óscar Wilde: “La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”, pues… caí.

Un jardinero del museo Horniman se dirige a su puesto de trabajo una invernal mañana, todo está desierto y parece que no hay nadie en el museo. Mientras da una vuelta por los jardines en busca de alguien llega hasta el lago, allí ve una barca y el cobertizo medio podrido por el desuso cuando, de repente, se escucha un sonido que procede del cobertizo. Poco a poco se va acercando y se da cuenta que es el timbre de un móvil. Al llegar el sonido cesa y cuando va a coger el móvil, que está en el otro extremo, se apoya sobre uno de los botes y se da cuenta que hay un dedo asomando entre el agua helada. Por el susto se cae al agua y ve que el dedo corresponde a una joven.

Con un prólogo en que vemos los momentos previos a la muerte de la chica, que no es otra que Andrea Douglas-Brown, la hija de un miembro de la Cámara de los Lores, y un principio tan potente, no es de extrañar que el libro atrape al lector desde las primeras páginas.

El caso se lo asignan a la inspectora Erika Foster, una mujer de carácter que me ha recordado un poco al personaje de Clarice Starling. El autor no da grandes descripciones sobre los personajes, más bien unas pinceladas que sirven para hacernos una ligera idea de cómo son. Sin embargo, las descripciones sobre los lugares y la ambientación si son más detalladas y a mí me han servido para meterme más de lleno en la historia y sentir el frío del invierno londinense.

Narrado en tercera persona y con una cantidad de diálogos que dan mucho dinamismo a la lectura, nos encontramos con una historia bien definida y donde las cosas se van sucediendo una tras otra. Con un lenguaje sencillo y sin demasiados artificios hacen que las páginas se pasen volando y quieras seguir leyendo hasta descubrir quién mató a Andrea y la verdad es que me ha sorprendido porque no he intuido en ningún momento quién podía ser hasta que, obviamente, el autor nos lo planta delante de nuestras narices.

Otra cosa que me ha gustado bastante es la crítica social que subyace en la trama. Por un lado, se aprecia una clara reprobación hacia los medios que dan más repercusión a los casos de asesinato cuando se trata de alguien conocido que de los casos en los que las personas son anónimas y extranjeras. Por otro, la corrupción y la manipulación que hay desde las altas esferas que piensan que con dinero se puede silenciar todo.

Todos estos ingredientes se mezclan de una manera bien elaborada para dar como resultado el primer thriller del autor que, si no supiéramos que lo es, no nos daríamos ni cuenta. Sin embargo, hay cosas que me han chirriado un poco. Vale que se trate de una novela donde los buenos siempre ganan pero hay momentos en los que la casualidad me parece demasiado obvia, tales como cuando Erika es asaltada por el o la asesina en su casa, llega la inspectora Moss y hace que salga huyendo. Como este caso, hay alguno más que no os cuento para no destriparos la historia.

Otra cosa que tampoco me ha terminado de gustar es que el autor nos va dando información, con cuenta gotas y sin profundizar demasiado, en el pasado de Erika que me ha dejado con un montón de dudas y que, supongo, se irán desvelando en las próximas entregas de esta serie ya que Te verá bajo el hielo es el primer caso de los protagonizados por la inspectora Foster.

Pese a estos pequeños detalles puedo decir que he disfrutado muchísimo de la lectura de este libro, me ha tenido enganchada a sus páginas de principio a fin y me ha sorprendido gratamente el final donde todo encaja en su sitio. Así que, si os gustan las novelas adictivas y os apasiona el género disfrutareis como niños con Te veré bajo el hielo.

Fuente de la portada: https://www.alibri.es/image/cache/covers/f/6/677543-340x340.jpg
Fuente imagen: https://elfarodelondres.com/wp-content/uploads/2010/12/Invierno-10.jpg

11 de agosto de 2017

Entre manos |9|

Tocaba empezar nueva lectura y el libro elegido ha sido Wilt no se aclara, cuarta entrega de la saga Wilt. Me apetecía leer algo ligero y sin muchas complicaciones así que, como estaba por casa y tengo esta saga empezada desde año pasado, me adentro de nuevo en las aventuras de esta rocambolesca familia. Os dejo la sinopsis:

Es verano, llegan las vacaciones, y el pobre Wilt sólo quiere un poco de paz. Tras esforzarse todo el año por conciliar en la escuela politécnica a profesores progresistas con otros más tradicionales, ahora tiene que enfrentarse a su inmensa, intensa y combatiente esposa Eva y a sus proyectos para las vacaciones.

Es que Eva ha decidido pasar las vacaciones con su tía Joan, que vive en los Estados Unidos y está casada con el respetable, rico, blanco, conservador y religioso Wally Immelmann. No tienen hijos, y Eva confía en que sucumban a los encantos de las tremendas cuatrillizas y decidan derramar sobre ellas parte de su riqueza. Pero Wilt quiere soledad, tranquilidad y caminar por una arcádica Inglaterra que quizá ya no existe. Él se irá a recorrer la campiña, y Eva y las niñas volarán hacia los Immelmann y el Gran Sueño Americano.

Pero lo que ni uno ni otra pueden prever es que las vacaciones, más que un sueño, suelen ser una pesadilla, y que el sendero de Wilt se cruzará col de Ruth la Salvaje, la Señora de los látigos, y Eva viajará en el mismo avión que Sol Campito, traficante de las drogas más vanguardistas capaces de sumirnos a todos en el más mortífero de los éxtasis.

Veremos a ver qué depara esta nueva entrega pero con estos ingredientes promete ser una bomba de relojería. Y vosotros, ¿qué libro tenéis entre manos?